En 1988, José Luis Cuerda presentaba Amanece que no es poco, una surrealista historia situada en un ficticio pueblecito español en el que se reunían, no sólo unos originales habitantes, sino algún que otro visitante ocasional.

Seguro que muchos profesores de español han llevado a sus aulas en alguna ocasión alguno de sus fragmentos, o han llegado a ver la película completa con sus estudiantes. Nuestro Equipo de Profesores ELE también, pero trabajamos últimamente con este fragmento que aquí os traemos, en el que aparecen el tabernero, el médico (algo borracho) y el grupo de estudiantes estadounidenses liderados por un genial Gabino Diego.

El vídeo se enmarca en una actividad sobre cine español. En la actividad original Rosa planteaba usar un fragmento de Los lunes al sol, pero Pablo suele usar éste para el mismo fin.