Hace un par de semanas despedíamos a un fantástico grupo con el que compartimos numerosas actividades durante sus 10 días de estancia. Entre ellas, volvimos a proponerles realizar un subtitulado de un cortometraje mudo, tal y como otras veces hemos hecho con “Alma” y Amara.

El título elegido para esta ocasión es otra joya: “La Bruxa”. Seguro que más de uno lo conoce y hasta lo ha utilizado en sus clases.